jueves, 1 de marzo de 2012

Nacimiento y Muerte De Una Estrella


En términos generales, el proceso se inicia al azar. El gas y el polvo que se encuentra en el espacio va concentrándose por colisiones de las partículas y por atracción gravitacional a lo largo de millones de años hasta formar en algún lugar una enorme nube fría. Conforme el proceso de concentración continúa, empiezan a aparecer núcleos de concentración aquí y allá que son los embriones de los que más tarde surgirán estrellas. Estos embriones o protoestrellas son enormes, mucho mayores que todo nuestro sistema solar, y relativamente fríos, radiando sólo en el rango invisible del infrarrojo. Conforme continúa la concentración gravitacional, la protoestrella se vuelve cada vez más densa, se contrae cada vez con mayor velocidad y su temperatua es cada vez más alta. Una protoestrella que tenga aproximadamente la misma cantidad de materia que nuestro Sol se encoge desde su diámetro original de billones de kilómetros hasta el diámetro del Sol en aproximadamente 10 millones de años; para entonces, su parte central o núcleo ha alcanzado una temperatura del orden de 10 millones de grados y se inician las reacciones de fusión que convierten hidrógeno en helio: la estrella comienza a arder. Al principio, la estrella joven girará muy rápido y tendrá mucha actividad magnética, pero no seguirá ciclos regulares; un viento estelar intenso irá frenando su fogocidad y unos 20 millones de años después la estrella se estabiliza, se vuelve más brillante, gira en forma más lenta, su viento se vuelve más suave y menos masivo y su actividad magnética empieza a obedecer ciclos regulares; permanecerá en ese estado estable los próximos 10 000 millones de años, la etapa más larga de su existencia. Nuestro Sol tiene ya 5 000 millones de años en esta etapa que podríamos llamar madura y le esperan en ella otros 5 000 más. Desde la formación de la corteza terrestre el Sol ha sido una estrella muy semejante a la que es ahora y miles de millones de generaciones venideras seguirán viendo el mismo Sol. Después de esto, el Sol iniciará una serie de procesos que lo conducirán finalmente hasta su muerte; el fin inevitable de todas las estrellas. Pero no todas ellas duran lo mismo que el Sol. Mientras más masa tiene una estrella más corta es su vida. Una estrella con una masa 10 veces mayor que la del Sol es 1 000 veces más brillante, pero sólo puede vivir 100 millones de años, mientras que las estrellas pequeñitas pueden llegar a arder incluso decenas de billones de años.
Nuestra galaxia —la Vía Láctea— con unos 15 000 millones de años, sigue siendo aún un terreno fértil para la formación de estrellas. Se han formado en ella estrellas grandes y pequeñas; han nacido y muerto en ella miles de millones de ellas y el material que la compone sigue reciclándose en un ir y venir de nuevos astros. Se cree que nuestro sistema solar surgió de los restos de una enorme estrella que explotó en el pasado remoto; todo en él, incluyendo los átomos que forman nuestros cuerpos, formó parte alguna vez de una estrella gigante y espléndida que completó su ciclo de vida y devolvió al espacio su materia cumpliendo un proceso de reciclaje cósmico que mantendrá por siempre la formación de nuevas estrellas. Y es este proceso de reciclaje el que ha permitido la aparición de planetas como el nuestro donde se dieron todos los elementos necesarios para la evolución de la vida, aparición que pudo haber ocurrido en millones de otros sistemas planetarios. No existe ninguna razón para suponer que somos los únicos, ni los primeros, ni los últimos. La vida inteligente no es más que la herencia de las estrellas, un cierto paso más en el proceso evolutivo de un Universo vivo que en majestuosa armonía hace nacer estrellas y hombres y un sin fin de cosas aún insospechadas.
Nacimiento y muerte de una estrella, las estrellas son principalmente esferas luminosas de gas supercalentado en nuestra galaxia hay cuatrocientos millones de estrellas, La gravedad es la que hace que las estrellas se formen y es la misma gravedad que hace que se mueran al explotar
Las estrellas se forman a partir de nubes de gas y polvo que se forman en el universo, siempre se están formando estrellas, hay una nebulosa que se llama "nebulosa del Águila" esta a siete mil años luz, solo una de miles de millones lugares donde se forman estrellas
El hidrogeno es el principal componente de las estrellas es muy ligero y a la ves el mas abundante del universo. En el universo se forman nubes de hidrogeno gracias a la fuerza de gravedad, la fuerza de gravedad es la mayor y mas constante fuerza en el universo
Cada nube existente en el universo puede crear estrellas desde docenas hasta miles, por ejemplo el sol que tiene un millón seiscientos mil kilómetros de diámetro y se necesitaría una nube de gas de cientos de veces el tamaño de nuestro sistema solar para crearla.
Las nubes de gas y polvo tienen temperaturas muy bajas de cientos de grados Fahrenheit y a medida que la gravedad las comprime estas van aumentando su temperatura
En unos cuantos cientos de miles de años la nube se va convirtiendo en una especia de "disco chato" y en el centro se forma una esfera a poco a poco ira aumentando su volumen y temperatura conforme el paso de los siglos
Después esa esfera puede hacer reacción termonuclear, y es la que genera la luz y calor y eso ya es una estrella
Una ves que nace la estrella tiene que pelear  contra la gravedad, por que así como la creo la quiere aplastar
Para luchar contra la gravedad la estrella tiene que hacer fusiones nucleares para que no explote o muera. A esto le llaman la secuencia principal, el sol es un ejemplo de secuencia principal
Hay muchas estrellas en secuencia principal pueden ser mas grandes o pequeñas que el sol
Los colores de las estrellas son por su temperatura
El sol emite luz amarilla si fuera mas caliente seria azul o ultravioleta y las estrellas rojas son muy frías y esas rojas son conocidas como “enanas rojas” y son las más comunes en el universo
En la noche no se ven las enanas rojas por su color a diferencia vemos las estrellas frías
En la vida y muerte de una estrella el tamaño si cuenta
Las estrellas más grandes son las primeras en morir por que gastan más combustible para luchar contra la gravedad
Las estrellas pequeñas son más viejas por que no gastan tan rápido su combustible para evitar que la gravedad las aplaste

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada